La patria potestad en la protección al patrimonio del menor. Nuevos retos

Resumen


Quienes ejercen la patria potestad no pueden enajenar ni gravar los bienes que correspondan al hijo, sino por causa de absoluta necesidad o de evidente beneficio y previa la autorización del juez competente. Lo que se persigue es proteger a los menores de edad en cuanto a los bienes que tengan en propiedad, para que quienes ejercen la patria potestad no dispongan a su antojo de tales bienes. El ordenamiento jurídico cubano prevee la disposición de los bienes propiedad del menor a cargo de sus padres siempre que sea beneficioso para su persona, en tal situación les atribuye la función de administración consiste en la facultad de dirigir, conducir o gestionar los negocios o asuntos económicos del menor.No obstante en el ejercicio de la practica que desarrollamos constatamos que en los asuntos de contenido patrimonial cuyo titular lo es un menor de edad y que se ejercitan bajo las consabidas representaciones legales de padres y tutores, no siempre encuentran en la norma la solución esperada. Resultando loable esbozar la institución familiar posiblemente más añeja del derecho de familia, la Patria Potestad, a los efectos de valorar la necesidad de nuevas regulaciones en total garantía del interés superior del niño como sujeto de derecho

Ver el contenido completo de este documento

Extracto


La patria potestad en la protección al patrimonio del menor. Nuevos retos

Ver el contenido completo de este documento


ver las páginas en versión mobile | web

ver las páginas en versión mobile | web

© Copyright 2017, vLex. Todos los Derechos Reservados.

Contenidos en vLex Cuba

Explora vLex

Para Profesionales

Para Socios