El Salvador: Cogito Ergo Sum: “Pienso luego existo… REGISTRO”.

Published date02 November 2020
AuthorFrancisco Medrano
Law FirmConsortium Legal

¡Nos encanta crear! Está en nuestra naturaleza.

Una de las principales características del ser humano, es la capacidad constante de crear y de generar nuevas ideas que son utilizadas en diversos aspectos de nuestra vida cotidiana. En el presente artículo, nos enfocaremos al surgimiento de marcas y signos distintivos como aquella creación generada de nuevos emprendimientos comerciales que surgen en grandes cantidades en la actualidad.

Resulta importante en primer lugar, darle un significado legal al concepto “Marca”, para lo cual nos basaremos en la Normativa vigente, la cual expresa que una marca es cualquier signo o combinación de signos que permita distinguir los bienes o servicios de una persona de los de otra. Como se observa de esta definición, la importancia de la marca radica en la posibilidad que cualquier persona posee para identificar y sobre todo diferenciar sus productos o servicios de los de otra persona u otra compañía.

Por regla general, suele pensarse que por el hecho de ser el creador de un concepto de marca, soy el legítimo titular de la misma y por tanto, me encuentro en la facultad de disponer de ella con toda libertad; o en su caso, suele creerse que por el hecho de ser el creador, puedo impedir que un competidor utilice una marca similar o idéntica para amparar productos o servicios similares a los de mi actividad económica… Esta afirmación es el principal error cometido por aquellos creadores de contenido marcario.

La legislación de marcas de El Salvador, y en general de muchos países de América Latina, establecen que la facultad de uso, libre disposición y protección de una marca frente a terceros competidores, única y exclusivamente se adquiere con la legal obtención de la inscripción correspondiente ante el Registro de Propiedad Intelectual. Esta disposición legal nos indica entre líneas, que si bien puedo ser el creador del concepto marcario, no tengo ningún derecho sobre el mismo hasta que he accedido y obtenido el proceso de registro a mi favor.

En base a la normativa, el objetivo principal de este artículo, es fomentar en la población creativa, y especialmente en el mercado emprendedor, la importancia de registrar aquellas marcas y signos distintivos que sean producto de su creatividad; con la finalidad que puedan ser los legítimos usuarios de los mismos; y sobre todo, gozar de acciones legales contra aquellos competidores que de forma desleal...

To continue reading

Request your trial

VLEX uses login cookies to provide you with a better browsing experience. If you click on 'Accept' or continue browsing this site we consider that you accept our cookie policy. ACCEPT